viernes

07 y 08 --08-2009 Cefalú-Uscita .... y hasta Spartivento



Salimos de Cefalú con los depósitos cargados y mar en muy buenas condiciones...para ir a motor.

La primera idea es ir hasta la isla de Ustica, al oeste de las Eólicas y pasar allí la noche, ver la información meteorológica y si la cosa está bien incluso hacer una fondeada en alguna de las muchas boyas que hay por la costa y aprovechar para bucear un poco en este paraíso del buceo.

El puerto no es recomendable. Muy pequeño y lleno de cabos cruzados de uno a otro sitio. Aunque nosotros pudimos amarrarnos el año pasado por estas fechas y ¡¡ de noche!!





Pero al llegar a la isla, sobre las dos de la tarde, conectamos con el módem por Internet y vemos la siguiente información del tiempo que muestro mas abajo, indicando una fuerte depresión al norte de Argelia y por tanto vientos muy fuertes de Tramontana sobre las baleares.

Eso puede suponer quedar atrapados en Cerdeña una semana

Las alternativas son, hacer el Este de Cerdeña y cruzar por Bonifacio aprovechando esta semana o intentar el salto y llegar antes que la borrasca.

Nos parece mejor alternativa esta segunda y sin pensarlo mucho seguimos viaje apuntando a Spartivento en el sur de Cerdeña.

A base de motor y apoyados en las velas y con alguna parada a sacar algún pescado no muy grande y tras una noche en que ¡¡¡ por segunda vez en nuestra segunda pasada por esta zona¡¡¡ no menos de tres barcos a vela y sin ningún tipo de luces se cruzan en nuestra derrota a menos de 20 metros ( los llevamos controlados desde hace rato por el radar) y que seguramente van durmiendo. Hay gente para todo.



Al llegar al Golfo de Cagliari, se pone el viento de proa de 25 nudos y dos rizos y trinqueta apenas pueden con las olas de mas de tres metros que se han formado.

Avanzamos a duras penas, mojados ( el agua está caliente) hambrientos (habíamos pensado en hacer una barbacoa por la tarde en el fondeo y cansados, muy cansados.

Tan solo nos mantiene en pié la experiencia de tantos días de mar, que han endurecido nuestros músculos y habituado nuestro sentido del equilibrio y del movimiento a estas circunstancias.

Diez horas después y tras caer la noche que ha calmado viento y mar fondeamos junto a la isla de Cala Falcone en una falta total de viento y sin casi barcos.

Hemos cometido varios errores. El mas garrafal de todos es no haber caído en la cuenta que si se avecina una "nortada" a Baleares, si llegamos es para tener que amarrarnos hasta con los dientes en cualquier fondeo lleno de navegantes de poca experiencia, con el cansiguiente baile de garreos y garreos...

Mejor dormimos hoy y mañana veremos que hacemos

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nos interesan mucho tus comentarios.

Puedes ponerlos aquí