viernes

24-07-2009 Hermioni Puertoqueli

Por fin ha disminuido el viento y podemos seguir deambulando, así que nos vamos a fondear a una cala a la isla de Docus y en el norte de la isla, La bahía de Skintos, donde ya hay varios barcos, incluso una goleta.
Vamos junto al Alea, que también ha permanecido resguardado en Hermioni. Es agradable tener alguien con quien comentar cosas en castellano y mas si son personajes como Silvia y Johan, los señores del Alea.

Esta pareja, cuyo blog podéis leer en los enlaces del mio, han decidido hacer del mar su patria y de su barco su casa.

Lo que es mas curioso es que Silvia nunca había navegado y tenía cierto temor a su adaptación al medio.

Empezó con pastillas para el mareo hasta que un día descubrió que ya no se mareaba. Y ya ha descubierto muchas mas cosas, pero debe de ser ella las que las cuente.

Y es que a veces no todo marcha bien y entonces los de tierra se suben por las paredes y nosotros hemos " cazado "a Silvia subiéndose por... el palo.

En ese momento es cuando ha alcanzado, para mi, todo el respeto del mundo.

Y es que mi único intento de subir a un palo acabo con que han tenido que darme martillazos en las manos para que me soltara, pues al llegar a la altura de la primera cruceta ( Lola dice que fué a la altura de la botabara), me dió un ataque de pánico.

En esta su nueva vida van a alquilar plazas del barco durante temporadas para " Hacer caja" y nosotros seguimos su experiencia con mucha atención, pues no descartamos esa vía de financiación para nosotros.

Sus primeros "clientes" pertenecen al mismo foro de náutica que nosotros y compartimos con ellos un pequeño aperitivo salido directamente del mar.

De Dokus nos dirigimos a uno de los fondeos mas conocidos de la zona, Portoqueli, navegando a vela la mayor parte del tiempo, pasando por delante de calas preciosas.

Conoceremos a unos españoles que cada año pasan un mes o dos en esta ensenada como base, desde la que hacen pequeñas excursiones a las diferentes calitas. Dicen no conocerlas aún todas.

De este día nos queda la estupenda foto que Silvia nos ha sacado en su excursión a las alturas a soltar una driza rebelde

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nos interesan mucho tus comentarios.

Puedes ponerlos aquí