lunes

29-06-2009 Préveza

Un correo del "Alea", un barco al que nos gustaría encontrar, nos indica que pudieran estar por la zona del golfo de Amvrakikós, así que aprovechando que el viento so es favorable, hacemos la travesía hasta Préveza en el continente y en la entrada del Golfo.

Parece que fue aquí donde se encontraron las flotas de Marco Antonio y Cleopatra contra la de Octavio, y donde el tal Marco Antonio las recibió de todos los colores por ponerle los cuernos a Cesar, o algo así.

Y es que esa parte del viaje, que prometía mucha visita turística, no acaba de florecer. Entre los terremotos, los bizantinos, los venecianos, los turcos y los franceses y los ingleses, no han dejado nada en pié (curiosamente es de los pocos sitios en que no nos echan la culpa a los españoles).

Me decía un francés que si queremos ver ruinas griegas, que vallamos a Italia, que hay muchas mas.

Préveza es una ciudad grande, donde se encuentra un poco de todo, con un puerto muy protegido y amplio. Hay una marina abandonada, con torretas de agua y luz que no funcionan. Nosotros ponemos el barco adosado al muelle. Es la primera vez que podemos hacerlo.

Un paseo por la ciudad nos enfrenta a una ciudad fantasma, con todo cerrado. Es fiesta local. Para celebrarlo un cartel anuncia una representación teatral.

Mis recuerdos de las matemáticas que me hicieron estudiar, no son lo mas adecuado para traducir griego, pues cada vez que veo estas palabras pienso que se trata de una ecuación diferencial y mas que su significado trato de encontrar su derivada.

Sin embargo la imagen es inconfundible. Supongo que no hará falta traducir

Durante nuestra ausencia del barco nos han sacado esta fotografía y la han colgado en el localizador de AIS de MarineTraffic.com

Llenamos los depósitos de agua, conectándonos a una toma para riego de los jardines. Naturalmente hemos preguntado primero, aunque no se si nos detendría algún policía, pues comentamos que no hemos visto aún ni uno solo. Si a esto le sumamos que tampoco hemos visto mas que a un cobrador en los atraques, deducimos que los griegos deben estar cerca de la perfección de la función pública, que es su no existencia.


Y es que ya sabéis que soy un poco anarquista, pero !!calma señores¡¡, solo anarquista contemplativo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nos interesan mucho tus comentarios.

Puedes ponerlos aquí