domingo

02-05-09.- La primera en la frente

El viento parece haber amainado y el mar está tranquilo, así que decidimos dar otro saltito, al menos hasta fonsdear en Motril y si es posible hasta Almerimar.


Aun no hemos probado a fondo la hélice plegable de Gorit, así que hago lo que me han indicado y meto el owerdrive. Parece que algo ayuda. De momento no es para tirar cohetes, aunque a estas alturas me pego con un canto en los dientes si consigo el mismo resultado que con la vieja.


A la altura de Torrox nos cruzamos con "Corfú" un barco de amarre vecino y compañero de la Taberna del Puerto, un foro de aficionados a la náutica. El había salido por la mañana, llegado a Motril con portantes y ahora vuelve a Benalmádena con portantes. ¡¡¡Los hay con suerte !!!


Nuestra derrota naturalmente es por el mar, aunque el seguidor de AIS se empeñe en que hemos navegado por la falda de la montaña.

A la altura de Sacratif, el viento arrecia hasta los 20 nudos reales, que sumados a la velocidad que llevamos se ponen en unos respetables 26/27 de aparente.

Cuando tropezamos con una ola la velocidad baja hasta los 4 nudos, mientras tanto caminamos a 6/6.5

Hacia las cinco de la tarde y entre Sabinal y Sacratif hay un golpe de viento muy fuerte y decido recoger un rizo mas a la mayor. en el flameo consiguiente se rompe uno de los sables cilíndricos de la mayor enrollable, el último de todos. Al romper, la parte baja del sable, que tiene en total cinco metros raja la funda del sable y sale despedido. La parte alta es imposible acceder a ella y vemos como poco a poco va saliendo.

Dado el estado de la mar y las posturas que habría que adoptar para recogerlo, decido aplicar la formula ( k+l+d+p+c) o forma guarra de aplicar la historia de la zorra y la uvas.

A las 11 de la noche llegamos a Roquetas, con el mar mas calmado y con la cobertura de "velero nagui" desde el puerto.

En el atraque el marinero de guardia se empeña en amarrar primero la proa apesar de que llego con viento en popa. Me quedo como un tonto con mi amarra preparada, mientras el intenta darme ordenes sobre lo que tengo que hacer. Salto al muelle y amarro el cabo a un noray. Por un segundo dudo en hacerlo al cuello del marinero, pero a pesar de mis cabreos en el fondo soy una buena persona (Muy en el fondo).

Atención .-En Roquetas han conseguido poner una toma eléctrica que no tengo. ¿Donde estará el negocio de este asunto? Porque si pides un adaptador te la dan sin depósito.