sábado

30-05.-FORNELLS AUN SIN ISLAS

Ocho horas de motor con mar revuelto y viento de 3 nudos por un descuartelar, no dan para mucho que contar, salvo la paliza de los musculos y huesos que no acaban de ponerse a son de mar. Para La jefa ha sido penoso, ya que el instinto del cuerpo de oponerse a los movimientos del barco tensando los músculos, la dolía en la cicatriz que cura increiblemente bien.

Hemos dejado atras calas en el norte de las que somos habituales pernoctadores, Cala Morell y sus cuevas prehistóricas, Algaiarens y su casita encantada de la playa, Cala Pregonda cerca de la reserva de las Bledas, S`olla, Falet, Tirant y alguna otra de la que desconozco el nombre. Todas vacias, Un lujo del que me acordaré dentro de pocas semanas.



Hemos entrado en Fornells, donde nos habian dicho que se colocarían unas islas de atraque y se prohibiría el fondeo, eliminando las boyas actrualmente existentes.

Pero todo esto no deja de ser un proyecto de los políticos y del que no hay rastro. Las boyas siguen fondeadas y lo único que llama la atención es que no hay barcos de ninguna clase. creo que he contado dos o tres, aparte de los habituales.

Para colmo de "rarezas" en el pantalán del puerto había seis sitios libres, que no me inspiraban mucha seguridad, pero un velero de unos 11 metros de bandera española, el "SIBROM" me hizo señas de que había lineas y fondo suficiente.

Hemos atracado proa al pantalán, pero en el límite del tiro de las amarras de popa.

Han colocado una gasolinera en ese pantalán, pero me da que no hay calado ni espacio para entrar con nuestro velero.

La historia del barco al lado nuestro, merece un capítulo aparte.

Ver mapa más grande

viernes

29-05.- CASTILLOS EN EL AIRE

La bahía de Pollensa es un buen lugar para pasar alguna noche. Hay boyas en el exterior del puerto, hay un Club náutico con un muelle para visitantes en el lado de poniente con agua y electricidad, y escondido dentro del puerto, entrando dentro por levante, un muelle para transeúntes con todos los servicios.

El truco está en que si llamas por el canal 9 al puerto de Pollensa y pides atraque, te dirigen al pantalán del club náutico y posteriormente a las oficinas de dicho club a firmar y pagar el contrato. Quedas atracado entre un gran número de barcos españoles.

El muelle de tránsito, mejor protegido, mas privado y tan céntrico como el otro está a la escucha en el canal 8. El precio de este segundo es de 6.60 €/día mas agua y electricidad si las usas (unos 4€ día). Quedas atracado entre un gran número de barcos extranjeros. Cada día se hacen a la mar y quedan gran cantidad de atraques libres.

He buscado esta información en derroteros españoles y no la he encontrado, sin embargo aparece en casi todos los derroteros foráneos.


En las inmediaciones de este muelle, nuestro amigo Tony regenta un varadero que hemos usado y "abusado" para tratar de encontrar al fantasma de las baterías.


A pesar de dos eólicos, dos placas solares, "advers" en el alternador y cargador inteligente de 40 AMp las baterías, 3 x 140 Amp/h de calcio, selladas, no se dejan cargar por encima de 12,5 12,6 v.
Con un cargador fuerte, despacio y lentamente, en tierra hemos conseguido reactivar las placas, pero el cargador conectado a tierra no permite cargarlas. Un consumo de 5 Amp las descarga irremisiblemente. Lo fácil para el "chispero" de turno es baterías nuevas y cargador nuevo. Y es la mejor solución para él, que puede trabajar con el 30 al 50 % de una factura que se puede ir a más de 2.000 Euros solo en material.


Con tiempo por delante, mientras "La jefa" se repone, me he leído, sacadas de internet, las instrucciones en inglés del cargador maravilloso que me montaron en Málaga. Y mira tú por dónde, un párrafo en letras más gruesas y rojas indica que "IS EXTREMELY IMPORTANT" hacer determinadas conexiones que yo no llevo hechas. Una llave de trece y... !!milagro¡¡ el cargador de puerto ha levantado las baterías hasta 14,4 voltios, con menos de 45 grados de temperatura y parece que esta vez nos libraremos de cambiar las baterías a cuenta de un "chispero" del que en otro lugar daré nombre y apellidos para mofa y escarnio.



Hacemos castillos en la arena, cargados de ilusiones. ¿Por qué será que los que viven de ayudarnos a dar cuerpo a estas ilusiones, que deberían ser nuestros mejores amigos, son los que pisotean nuestro castillo?


Salimos para Menorca, esperando pasar la tormenta en Fornells. Os contare.