martes

6º Tranco.- Fin de año 2008 en Mar de Alborán. Levante


Ver mapa más grande

A las cuatro de la mañana asomo la cabeza por un tambucho y observo que sopla viento de levante de unos 15 nudos. No hace excesivo frio y el cielo está casi despejado, así que preparamos la maniobra para salir.


  • Pasar las amarras por seno a los norais (nunca, cuando hay viento o mar o voy a pasar varios dias, amarro por seno, sino que hago firme en el noray con un As de Guia, doble amarra y vuelta de cote en las cornamusas. Eso evita las rozaduras y debilitamientos justo en el centro de la amarra)

  • Retirar el cable de corriente

  • Recoger la escala

  • Pasar la zodiac a popa para izarla si es posible antes de soltarnos definitibamente, soltando las amarras de popa hasta que queda espacio para la zodiac.

Pero el viento entra de costado y nos empuja sobre la amarra del muerto del barco a sotavento.Recurrimos a lanzar un sprin al barco de barlovento. Es el precio que hay que pagar por atracar y desatracar en sitios donde el espacio es muy ancho.Un marinero del puerto nos ayuda. Suelto primero la amarra de sotavento por popa y meto un poco de motor sin soltar la de barlovento. El barco saca un poco la proa hacia barlovento y al marinero le resulta muy sencillo tirar del barco.Una vez cogida arrancada nos larga el sprint y salimos sin mas problemas del atraque.La verdad es que no puedo decir mas que cosas buenas de todo el personal del Puerto de Roquetas de Mar.

Al pasar la bocana, enciendo Internet para hecharle un último vistazo a la meteo y...Todo me lo han cambiado. Se está montando un levante fuerte en el Mar de Alborán y aunque la previsión para hoy no es muy mala, pues para nuestro barco 25 nudos por el través no son exagerados, una vez en Melilla nos quedamos atrapados con mar y viento fuerte en toda la costa de Marruecos para los dias 1, 2 y 3 y Lluvias generalizadas. Para llegar a un Estrecho con posible temporal de Levante.Y sobre todo la falta de estabilidad de los partes, con cambio tan radicales en muy pocas horas.

Con un cierto "mosqueo" levanto (bueno, desenrrollo) la mayor hasta la altura del arraigo de trinqueta ( Un sable dentro ) y suelto la trinqueta.Acabo la maniobra con un gran agotamiento, frio, sudores y mareos.Mando a La Curuxia, que me ha ayudado en todas las maniobras anteriores, a la cama y enciendo el radar y me preparo un te.

El rumbo es 180º y la velocidad de 7.2 nudos con el viento entrando a 75º por babor.No me encuentro muy bien. El resfriado se me ha pasado al pecho y en las toses me duele bastante.Cuando llevamos una hora y media de viaje y libramos Punta del Sabinal, una ola golpea el casco y me pega un ligero roción, que es suficiente para volver a sentir escalofrios. Mis 48/50 pulsaciones normales han subido hasta 70/80 claro indice de que empiezo a tener fiebre.

Nos lleva pocos segundos tomar la decisión y cambiamos el rumbo al 270º para ir hacia nuestro puerto de base.Aguanto a duras penas hasta las ocho de la mañana, en que no puedo mas y despierto a La jefa que me sustituye en el control del barco.No tardo ni medio segundo en quedar dormido en la cama de proa aún caliente del cuerpo de mi segunda de a bordo.

A las diez el viento ha subido, pero el mar no está formado y nuestro rumbo, directo a Benalmádena, siempre a unas 5 a 15 millas de la costa nos pone en ese ángulo tan desagradable en que los génovas no quieren estar tiesos tras la mayor.Voy a proa y preparo el tangón, pasado por escota y sujeto de amantillo casi pegando al enrollador de genova, con ella enroscada.

Recojo la trinqueta, afirmo la mayor con el invento de retenida por ocho de escalada, que utilizo habitualmente y comienzo a cobrar escota de génovapor barlovento. El ángulo es de unos 165º pero se que aunque en el límite, la génova va a trabajar.Desenrollo el génova hasta el 110% ( es un 145% J) y damos un tirón navegando ahora a 8-8,3 Knts.Como siempre un placer ver la costa de Granada con sierra nevada al fondo.

Hacia las 3 de la tarde y enfrente del Rincón de la Victoria, el viento, que todas las previsiones daban de fuerza seis de levante, se transforma en un ligero poniente, como no, exactamente por la proa. Así que a encender el motor, que nos lleva hasta Benalmádena donde entramos a eso de las 18:30, catorce horas despues de salir de Roquetas. Hemos dejado todo en el barco.

Ya decidiremos si volvemos a navegar el dias uno y siguientes.