lunes

17y 18-08.- ALPONERSE EL SOL

De Mallorca a Ibiza pillamos un des-cuartelar que casi nos sirve para pasar el canal. Solo a última hora, cerca de Ibiza nos vemos obligados a poner el motor para acercarnos a nuestro destino, Binirras.

Con la escora hemos encontrado agua en la sentina. Agua dulce, menos mal. Así que hay que levantar mamparos colchonetas para ver de donde viene el agua. Se trata de la boca de registro del depósito de agua de popa, que se ha aflojado. Nada complicado. Limpieza de la goma y un poco de vaselina para rejuvenecerla.


Al entrar en Binirras, hasta los topes, como corresponde a un domingo de mediados de agosto, vemos un hueco perfecto para nosotros. Al ir a fondear un tripulante de otro barco, que tomaba plácidamente el sol en pelota picada, se levanta y nos grita “Capitan Teach, soy Vicente, atención que hay mucha piedra” Me quedo un poco parado, pues su fisonomía no cuadra con ningúno de los Vicente que conozco y llevo fondeando en Binirras 20 años y me conozco cada piedra.

Rápidamente cubre sus vergüenzas, salta al chinchorro y se acerca. Se trata de un lector de este blog que ha reconocido el barco, Vicente es su pseudónimo y me indica que el fondo son piedras. Le agradezco la información y quedamos para tomar una cervezas juntos. Lleva un hermoso Bavaria 40 Vision nuevecito del paquete. El barco tiene una pinta sobervia. Me hubiera gustado verlo con mas calma, pero la tripuilación debió de saltar a tierra y quedarse a cenar.

Por si acaso buceo y miro el fondeo que está perfecto. No así, en mi opinión el del “Covytel”, que adolece del problema de siempre. Poca cadena para este fondo. En 8 metros se necesitan con buen tiempo 8 x 3 24m y además al menos la mitad de la eslora 24 +6=30 metros.
De todas formas da igual, el tiempo es de calma total toda la noche. Así que nos quedamos sin saber quien tiene razón.

En la playa fiesta a tope esperando la puesta de sol. La tamborada es enorme y la concurrencia como nunca. Bajamos a sacar fotos para reunir con las de años anteriores y ver luego nuestra particular evolución con los años. Hechamos de menos poder tomar un Gin Tonic en el bar del oeste de la playa, que está cerrado.
Esto parece el Café del Mar de San Antonio, donde hacemos una parada para pasar el día con mi hija, que está viviendo en Ibiza.
Despues de pasar el día en Conejera, buceando vemos la puesta de sol de San Antonio, fondeados en su puerto, que nos hemos encontrado muy cambiado, con nuevos pantalanes y otros mas en construcción. Sin embargo nosotros hemos preferido el fondeo.
Dormimos diez horas del tirón. Nos vendrá bien, pues mañana dormiremos en Port Roig al sur y de madrugada comenzaremos nuestra vuelta a casa.


Idea de apuntar a Cabo de palos y en función del tiempo fondear en alguna Cala de esas que tenemos por la zona de Cartagena a Gata. Pasar el sábado en Roquetas para saludar a los amigos que encontremos y llegar el domingo a casa. Todo ello si el tiempo no lo impide.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nos interesan mucho tus comentarios.

Puedes ponerlos aquí