domingo

02 y 03-08.- LA NOCHE DE SQUILLACE.-

HRB=06:00.- Salimos hacia Crotone, el viento, poco, nos hace caminar a la Italiana, motor a medio gas y velas mayor y génova como para ceñir, lo que permite ir haciendo unos 7 a 7,5 nudos, que se transforman en llegar al muelle de Crotone en 11 horas, las cinco de la tarde a hacer gasoil y revisar los informes meteorológicos.

Todos coinciden, vientos del norte, fuerza dos. Hay una tormenta formándose sobre el golfo de Taranto, hacia el norte, pero se deshace al caer la tarde.

HRB=18:00.- Continuamos viaje a resbalar la suela de la bota Italiana. El viento no aparece por ningún sitio.

HRB=21:00.- Comienza a soplar viento del Sur-Oeste, justo en la proa con fuerza que levanta una ola corta e incómoda que impide avanzar a motor a mas de 3 nudos y dando terribles pantocazos, y mas con todo el peso puesto en popa (auxiliar, motor, petacas y nuestro propio peso). Hay que rizar la mayor y sacar la trinqueta y ponerse a ceñir, no podemos perder las treinta millas que hay hasta Crotone y no hay puertos fiables por la proa hasta …


HRB=21:30.-Aumenta el viento hasta los 25 nudos y… salta la costura de cierre de la brida de textil que llevo de aparejo de fortuna en la mayor. Enrollamos a toda prisa hasta que se atasca y dice que ni para dentro ni para fuera, nos ha quedado poca vela afortunadamente, el equivalente a dos rizos, pero es imposible aplanarla y si se intenta hacerla trabajar escora mucho el barco.

Hacemos bordo a tierra con el motor a pocas vueltas y en ese punto donde la vela “casi” comienza a trabajar. Hago el número de circo del equilibrista suicida con la única protección del arnés y chaleco inflable que siempre llevamos puesto de noche o en las maniobras por cubierta y consigo pasar un cabo que reenvío con poleas hasta un Winche para cazar el pujamen.

HRB=22:30.- Por toda cena un Yougurt y durmiendo en la bañera, con guardias de una hora, en las que la Almiránta no quiere dormir su parte. Yo aprovecho cualquier resquicio para echar una cabezada. El viento sube a 35 nudos y…

Dia 03-08-08 HRB=00:00.- La almiranta me dice que ha visto unas luce muy raras por la proa aparecer y desaparecer. Son como una cruz de luces rojas, dos amarillas y una verde por debajo además hay como luces de señales. Repaso mis libros y los saco a cubierta. No tengo muy claro todas las luces y recuerdo que a la ida había un transporte de una plataforma petrolífera en esta zona.

Prismáticos y … Por fin veo las luces. Y no es un submarino remolcando a un portaaviones sin gobierno que al mismo tiempo pone cables, mientras se hunde y pide auxilio, sino los fuegos artificiales de una fiesta de un pueblo en la lejanía.

HRB=03:00.- Ahora son de verdad luces de navegación, pero que se encienden de golpe a menos de dos millas de nosotros. Por babor y hacia la proa, veo una luz roja y encima tres luces blancas muy fuertes. Esta vez si es un remolcador con cable de mas de doscientos metros a una luz blanca, que encuentro cuando se donde debe estar.
“Si da el rojo con el rojo… “
Sigo a rumbo y en un determinado momento nos lanzan un fogonazo con un foco muy potente. Cualquier intento de comunicación por el 16 es inútil.

HRB=06:00.- Todo ha terminado. Se ha ido el viento, el mar está como un espejo y puedo analizar la avería, que era mas el miedo a que se volviera a repetir lo de la vez anterior vez, pero un nudo entre los extremos de la cincha y volver a meter el sable en su funda que se ha salido con el flameo, por un mal diseño del velero, y que era lo que atascaba el enrollador terminan con el problema.

Al llegar al cabo de Spartivento hay que tomar la decisión de Sicilia por el norte o por el sur.
El cansancio nos puede y decidimos dejar esa parte de Sicilia y Malta para mejor ocasión, pues hay previsiones de que van a comenzar las turbonadas del Golfo de León antes de tiempo.

No obstante cruzamos hasta Tahormina, donde en su maravilloso fondeo, viendo los ríos de lava del Etna pasamos la noche después de tomar un Salmorejo confeccionado con los últimos tomates, magníficos tomates de Croacia. Para acompañar el plato de la tierra de la Almiranta, lo hemos regado con unos “culines” de Sidra de mi tierra.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nos interesan mucho tus comentarios.

Puedes ponerlos aquí