martes

08-07.- Y DE NUEVO DUBROVNIK.


Un día de presión para olvidar.

Levamos ancla a las seis de la mañana y comienza nuestra marcha de treinta millas hasta Dubrovnik, donde desembarcará uno de mis chavales y esperamos que no hayan enviado la pieza de la mayor.

Comenzamos con veinte nudos por la nariz y mar rizada y aumenta hasta marejada con cerca de treinta nudos.

El motor no puede con el barco y el promedio es muy bajo, no mas de tres nudos, pues además hay una fuerte corriente en contra, hasta que de repente salta la señal de temperatura. Hay aire en el circuito de agua de mar.

Tenemos que parar el motor y poner las velas. Bueno solo la trinqueta, la mayor no me atrevo con el aparejo de fortuna del patín.

Y a dar bordos.

Llevo repuestos de la turbina, pero no es ese el problema.

Manteniendo el motor a bajo régimen podemos hacer bordos de 32 grados de aparente, a siete de nudos de velocidad.

Los bordos son de extremo a extremo del canal, pues el aire sopla uniformemente en todo el.
A las 12:30 pasamos el cabo sur de la península de Peljesac. Seis horas y media para hacer dieciséis millas.

Luego otras 18 hasta ACI Marina Dubrobnik en cuatro horas a motor, pero ya con el mar quieto a pesar del viento en el canal entre las Elafiti y el continente.

Un paseo por la ciudad vieja Muralla incluida esta vez y cena con despedida.

Os pongo fotos de la ciudad vieja desde la muralla en:

Hasta mañana

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nos interesan mucho tus comentarios.

Puedes ponerlos aquí