jueves

03-07.- KORCULA, LA PATRIA DE MARCO POLO

Me he caído de la cama a la cinco de la mañana y he podido ver la amanecida. El sol sale por la embocadura de la ría, pero yo estoy en un brazo a 90 grados, por tanto no veo el sol. Pero si veo los juegos de luces que se van sucediendo en el agua y los reflejos de los barcos y el puertecito.
Me he quedado mirando como un tonto y…me he olvidado de sacar unas buenas fotos, de esos juegos de luz y sombra que tanto me gustan.

Sobra, Polace, Ponema y salto a la isla de Korcula.

Escojo una cala al azar, Orlandusa, y la tenemos para nosotros solos. Aprovechamos para perfeccionar la maniobra de atraque por la popa a una roca. Y cuando estamos en ello aparece un niño que con algunos billetes en la mano me dice algo que no entiendo y que interpreto como querer cobrar “el atraque”. Nada mas lejos. Sale corriendo descalzo por esas rocas que cortan como cuchillos y vuelve con un plato. Pretende vender unos Creps con miel a 5 kona la pieza. Le pido dos, me dice que 10 kona y que me regala otro. Solo tengo un billete de 50. Le pido el plato, vuelco los 7 Creps sobre el mio y le doy los 50 kona. Sonrie, da las gracias y sale corriendo llamando a sus padres. Supongo que dentro de unos años, habrá puesto un embarcadero y un restaurante. Por algo se empieza.

Entramos en Korcula, marina ACI y nos atracan en un sitio donde el canal de entrada es menor que la eslora de mi barco. Todo el mundo de Popa el muelle, excepto el Captain Teach, que queda de proa.

La ciudad preciosa. Nos ha gustado más que Dubrovnik, es mas…asequible y no hay tanta gente, ni tantos restaurantes, ni tantos gatos. Y tiene una Catedral de San Marcos, como la de Venecia, en pequeño.

Al llegar la noche por la calle aparece un desfile, lo seguimos y llegamos a un patio en ruinas donde, previo pago de 100 kunas por cada uno, presenciamos un espectáculo muy interesante.

Una danza de espadas, donde se entrecruzan de todas las manera imaginables, golpeando las espadas hasta hacer saltar chispas. Es muy violento y algunos terminan con sangre en los nudillos de algún golpe mal dado. A diferencia de nuestras fiestas de moros y cristianos, aquí gana el moro, que estamos donde estamos.

Y las fotos

www.captainteach.com/taberna/2008-07-03_Korcula

Hasta mañana

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nos interesan mucho tus comentarios.

Puedes ponerlos aquí