viernes

CON ENERGIA

Hoy ha empezado la campaña electoral municipal y autonómica, he visto alguno de los eslogan, ¡que cansancio! tengo una sensación de estar siendo manipulado, utilizado, engañado.
Todo son grandes palabras, grandes promesas, pero el desencanto que me embraga es muy grande. Es como si no hubiera un proyecto común como seres humanos, nadie habla de lo que a mi, a nosotros, a todos nos interesa. Mi ciudad cada vez es mas cara, mas dificil de circular, se está transformando en una "mala bestia". Las zanjas que se abrieron cuando yo llegué, han tomado vida propia y y se reproducen y afloran a la superficie donde menos lo esperas, el caso es que mi ciudad siempre está levantada y sin terminar. Y los políticos a lo suyo. Encuestas de que saco tantos y necesito otros tantos, que puedo negociar con aquellos otros, aunque en previsión que se valla "preparando" un tránsfuga para completar la camada.
A bordo del My Way estoy liado con los paneles solares. Trato de heredar dos paneles de ISOFOTON I-50 W que llevaba en el barco anterior y ponerle otros dos. Pero me encuentro que hay una guerra comercial con el Silicio, con los distribuidores, y no encuentro los paneles iguales.
Es una lata, pues la estructura de acero inoxidable podría aprovecharla y en una posición muy poco normal, pero muy cómoda. Os mandaré fotos.
Tropiezo con interese comerciales. Las denominadas "granjas solares" que venden energía barata a las distribuidoras eléctricas tipo Endesa para que luego nos la revendan a precio de energia sacada del petroleo o vaya Ud a saber, han acaparado el mercado. La solución de tanto pequeño propietario para alimentar un frigorífico, una motobomba de un pozo o una pequeña televisión han pasado a último lugar.
Es como un gran dragón chino que se retuerce y se muerde una y otra vez la cola. ¿Por que intuyo que hay relación entre lo de las elecciones y lo de los paneles?

jueves

A MODO DE SALUTACIÓN

Dudo mucho que a nadie le importe un pito lo que yo pienso, siento o digo. Pero sentado en la popa del barco que es el resultado, hecho realidad, de todos los sueños que a lo largo de mi vida he barajado, siento la necesidad de cantar y contar, y sin pensarlo mucho, todo lo que siento.