lunes

DE NUEVO EN MARCHA

Hemos llegado a Soller, despues de la aventura en el Aeropuerto reclamando equipaje deteriorado.
En Málaga había comprado un buen container de plástico (bueno =no chino) con idea de guardar en el el generador, que huele un poco.
Aprovechando el paquete, lo llenamos de cosas varias que son frágiles, como una docena de botellas de vino de málaga, tarros de conserva vaciós, un aparato electrónico de voltajes y amperajes para perseguir la avería que he comentado y... una barbacoa de fundición de tamaño pequeño por si algún día...
Todo ello muy bien embalado con papel de burbujas y entregado en la cinta de equipaje especial en el aeropuerto.
Que clase de porrazo no abrá llevado el container, que aparte de serme devuelto desintegrado, ¡¡la barbacoa esta partida en varios trozos!!
Lo que es mas curioso del asunto es que han desaparecido varias botellas. Se habán roto, y el amable empleado las ha retirado para que no me cortara. Pero el caso es que no huele a vino de málaga. La compañia es Air Berlín, mucho papeleo pero ... ya os contaré.

1 comentario:

  1. Si hubieses llevado botellas con agua de carabaña no te faltaria ninguna. Tienes que ser comprensivo a todos nos guata la uva, la buena claro, fermentada. Sigue pasandotelo bien. Un beso a Lola.
    Poblete

    ResponderEliminar

Nos interesan mucho tus comentarios.

Puedes ponerlos aquí