martes

DEIA. PUNTO Y APARTE








Hoy ha amanecido un "dia tonto".

A pesar de estar amarrados a puerto, el oleaje es muy fuerte y la vida dentro del barco molesta.
Decidimos hacer turismo y tenemos cerca el pueblo de Deià.
Un autobus y 2.5 euros nos llevan hasta el centro del pueblo.
Cuentan las leyendas urbanicolas que hace unos años, un alcalde apoyado por los residentes estranjeros tomo el mando e impuso el criterio de que había que conservar lo esencial de la fisonomía del pueblo, y creó unas ordenanzas municipales en que se prohibía hacer urbanismo de crecimiento loco, cirular en automovil, salvo a los residentes y una política de conservación del estilo arquitectónico y acabados tradicionales.
El resultado un pueblo que parece salir del pasado de la isla.
Situado en una colina, coronada por la iglesia y el cementerio, las casas se asituan en las laderas de esa gran W en el centro de un valle. Las grandes pendientes permiten que todas las casas tengan luz y vistas y la existencia de pequeños jardines o patios hacen que la panorámica no sea la de un muro de edificación.
Pequeños talleres de artesanía, estudios de pintores y escultores aparecen por el laberinto de calles y escalinatas.
Hace unos dias se ha terminado la restauración del órgano de la iglesia y hemos tenido la suerte de escuchar en la umbría de una iglesia solo iluminada por un vitral a un virtuoso que preparaba uno de los conciertos previstos para su inaguración.
Hay peqeñas tiendas dedicadas a ropa de diseño, alguna inmobiliaria
que ofrece viviendas a un millón de euros en el pueblo, y muchos restaurantes con nombres de platos de tamaño kilométrico y precio en proporción al largo del nombre.
En un lugar privilegiado del pueblo se alza El hotel la Residencia, donde por el módio precio de 2.575 Euros diarios (Reserva mínima de 5 dias), puedes pasar unos dias en mitad de la nada.
Eso si, las reservas no pueden incluir niños salvo en navidades y algún otro día y se pagan por adelantado y no se pueden anular.
Eso si en una suite con piscina privada. La doble normal a 485 €
Media hora de carretera tortuosa nos devuelve a Soller,






No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nos interesan mucho tus comentarios.

Puedes ponerlos aquí